Pretende cambiar la forma en que los humanos nos comunicamos

Neuralink, es la nueva gran empresa que está desarrollando el creador de Tesla y Space X, Elon Musk.  Lo que pudimos imaginar como ciencia ficción hace no mucho tiempo, con esta nueva empresa ya es un realidad. La creación de un chip de computadora  que se implantará en el cerebro suena emocionante y aterrador, Seguramente a estás alturas ya te preguntas como sería hacer todo esto.

Mediante este procedimiento se promete tener la capacidad de comunicarse con dispositivos externos entre otras cosas, La idea es implantar «alambres delgados como una telaraña», más delgados que el cabello humano, directamente en el cerebro de una persona.  Tras su inserción, el chip podría ayudar a las personas a lidiar con lesiones cerebrales y de la médula espinal, detectar una amenaza inminente de ataque cardíaco o accidente cerebrovascular e incluso curar problemas de salud mental y depresión.

Más allá de los posibles beneficios para la salud, Neuralink podría permitir que los humanos se comuniquen entre sí en lugar de escribir o hablar («telepatía conceptual» lo llama Musk). Los fanáticos de la música pueden escuchar una canción simplemente pensando en el título.

Si la visión completa de Musk se materializa, los humanos incluso tendrán la capacidad de darse a sí mismos una «supervisión» y descargar sus propios recuerdos. «En el futuro, se podrán guardar y reproducir recuerdos», dijo Musk durante una demostración el viernes .

“Básicamente, puedes almacenar tus recuerdos como respaldo y restaurarlos. Potencialmente, podría descargarlos en un nuevo cuerpo o en un cuerpo de robot «.

Musk dijo que la instalación de Neuralink la realizaría un robot en aproximadamente una hora y que no habría necesidad de anestesia. El chip también podría eliminarse sin ningún efecto a corto o largo plazo. Hasta ahora, Neuralink ha probado la tecnología en ratas, primates y cerdos. Durante la demostración del viernes, que puedes ver a continuación, un enlace inalámbrico de un dispositivo Neuralink fue implantado en un cerdo para mostrar su actividad cerebral.

Todavía hay muchas más barreras que superar antes de que Musk siquiera pueda comenzar a pensar en las pruebas en humanos, pero la tecnología ya recibió una designación de Dispositivo innovador de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU., Y Neuralink trabaja con la FDA en un futuro ensayo clínico con personas que están sufriendo de paraplejia.

«El futuro está controlado por la voluntad combinada de la gente de la Tierra», dijo Musk. «Será importante desde una perspectiva de amenaza existencial lograr una buena simbiosis de IA».

Sin embargo, no todo el mundo está de acuerdo con la tecnología de Musk. El jueves, el grupo de expertos sin fines de lucro RAND pidió la institución de políticas en torno al uso de interfaces cerebro-máquina, citando preocupaciones de privacidad y la posibilidad de piratería. Tal parece que la tecnología avanza más rápido de lo que nos damos cuenta.

Deja tu comentario

Por favor escribe aquí tu comentario!
Por favor, escribe tu nombre